La Ciudad de Amparo

Amparo es lustradora y poeta. Su vida en la ciudad que todo le da y todo le niega se moldea con cada caricia que da su terciopelo sobre un zapato ajeno.

LA CIUDAD.

Acariciaba las calles

Contando almacenes

Totalmente rodeada de gente

Fugaz, atroz, buena.

Veía  gente negra amarilla blanca

Yo era chica linda nena

Me atreví a dormir en ella

en las calles de la ciudad.

 

Mojaba las labios con rocío

Visitaba un poco de cigarrillo

Veía  los amigos de otros que hablaban y reían

Pero nunca me atreví a decir

Silencio.

Despertaba con frío

Acariciaba las calles

Decía
Qué suerte me condena

donde veo mis ruinas pasajeras

Era la calle, la calle de la ciudad.

 

Vacaciones no he tenido

pues la calle

alguien destruyó, la fantasía de la ciudad.

Unos despiertan asustandos,

otros despiertan apuñaleados

Ya se ha ido el sueño, el sueño de la ciudad.

 

Yo creo que no vale la pena ver gente en la ciudad

Mojando los labios con rocìo

Oliendo un poco de cigarrillo

Viendo el cielo con aviones

Los pies con zapatillas

Oyendo aquella voz

No. No regreso a la ciudad!

Ficha Técnica

Año: 2000

Duración: 2 minutos

Dirección: Diego García-Moreno

Fotografía: Sergio García

Sonido: Lina Uribe